Las relaciones (y no voy a decir nuevas) con la cultura

Como en otras tantas cuestiones, quizá esta con más sentido, la necesidad de refrescar los  diálogos y de generar discursos que engarcen con los nuevos contextos socio-políticos, económicos y, sobre todo, experienciales y vitales, se presenta como objeto de emergencia. La humanidad (la que nosotros vivimos desde ese  pedestal que demasiadas veces ignora lo que tiene debajo) se ha convertido en una especie de migración de modelos. Ni la apreciación de las sensibilidades ni la más absoluta cotidianeidad prosaica la podemos analizar con ojos pretéritos. La rapidez con la que mutan conceptos y modos de percibir nos señala una grave dificultad para las personas que dicen gestionar eso tan ingestionable como es la cultura. Las dinastías culturales también mutan y reconocernos como sociedad requiere de una trayectoria intelectual que muchos no desean emprender y otros tantos no están preparados.

Quien juega con la cultura se enfrenta a una inestabilidad no solo conceptual, como se creía hasta hace bien poco, sino a aquella que parte de la necesidad de deconstruir los principios y fascinaciones sobre los que se habían fundado los edificios de una modernidad supuestamente dinamizada y perfectamente amarrada en sólidas instituciones.

La cultura parece haberse quedado hoy en una cantinela que acompaña las explicaciones de una perturbadora forma de sociedad difusa. Algo poco inocente si se va hasta el fondo, sobre todo cuando lo que mueve las obsesiones de esas políticas es el ir haciendo sin solidez ni rudimento.  (Por eso no quiero que me rescaten, añado). O lo que es lo mismo, quizá la cuestión sea que nos preocupamos por ciertas manifestaciones externas de la cultura mientras olvidamos su esencia

El carácter reconstituyente y vitalista de la cultura permanece oculto en una amalgama de propuestas eclécticas que se pierden en un mercadillo de materiales sueltos. Ante esta realidad no podemos dejar de constatar que muchas instituciones (contando en ellas no sólo a los políticos que las manosean sino a los técnicos que las dirigen) están muy rancias en sus axiomas. Una especie de instituciones bloatware que sólo generan código muerto. Algo polémico y difícil porque requiere, sobre todo, una decidida regeneración de actitudes más que de aptitudes.

En todo caso, es mi sensación, estamos pasando por un periodo de anormalidad intelectual en la interpretación de la cultura. Además de por un evidente estancamiento operativo fruto no cabe duda de una ausencia total de relevo generacional  en las instituciones públicas (y no hablo sólo de edad sino de esencia intuitiva y especulativa). Evocamos más que creamos y, lo peor, balbuceamos la “necesidad de cultura” deslumbrados por modelos que ya no existen, por ese oropel en la que la convertimos durante las últimas décadas.

Parece que abrazamos ahora el amor y el desdén en una especie de vacío, en una especie de nostalgia que no podemos evitar. Porque quizá todavía seamos herederos de la dialéctica alta-baja cultura a pesar de haber transitado por un periodo de aparente compromiso. Y porque en ese impase, la mercadotecnia terminó de encandilarnos. Hoy nos dolemos de esas anomalías. Porque la cultura no es un lugar donde quedarte a vivir sino la lanzadera para ir emprendiendo viajes. No estoy muy seguro de que la realidad actual reconozca ese fundamento. Debemos pensar los tránsitos quizá más que las estancias.

Anuncis
Aquesta entrada ha esta publicada en General. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Las relaciones (y no voy a decir nuevas) con la cultura

  1. sarok ha dit:

    Gracias! como siempre acertando dónde nos duele a los que trabajamos en cultura… Movernos de nuestras zonas de confort ha de ser positivo, entrar en contacto con temas diferentes para poder tomar distancia.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s